Nov 12

La importancia de sentirse asesorados y protegidos

La importancia de sentirse asesorados y protegidos

El día a día provoca situaciones poco deseadas y en ocasiones desagradables. Ante esas inoportunas circunstancias, las personas necesitan cercanía, confianza y soluciones adecuadas. Los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales pueden marcar nuestras vidas; así que un adecuado cumplimiento de la normativa de aplicación puede evitar peligrosas consecuencias.

Trabajar con seguridad, la mejor opción

Observamos con preocupación el repunte de los accidentes laborales. A este preocupante dato contribuyen múltiples factores. En muchas empresas, la normativa preventiva no se ha implantado en la medida suficiente, tal y como pretendía la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, ley que sigue vigente pese al paso de un tiempo destacado. El papel de los servicios de prevención es cuestionado en muchos otros casos, con técnicos preventivos desbordados ante la gran cantidad de empresas a las que deben atender y con un marco normativo inabarcable. El aspecto económico es siempre recurrente por las exigencias que fija la normativa en materia, por ejemplo, de equipos de trabajo: instalar una protección o adecuar un equipo de trabajo al Real Decreto 1215/1997,  de 18 de julio por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo; puede suponer un coste muy elevado para las empresas. La extensa normativa (con una Ley del año 1995 y múltiples Reales Decretos) obliga a un conocimiento exhaustivo de cada caso para un adecuado tratamiento y posterior solución.

Esos y otros factores implican que, en la práctica, los trabajadores estén sujetos a riesgos destacados para su seguridad y su salud. Los accidentes de trabajo pueden ser variados: desde accidentes in itinere (los que suceden al ir o volver del trabajo) hasta atrapamientos o cortes, según el sector de actividad de que se trate.

Por otra parte, las enfermedades profesionales han sido objeto de reciente análisis, especialmente en exposiciones a agentes tan peligrosos como el amianto. Las consecuencias son de todos conocidas, pudiendo ser graves, muy graves o incluso mortales para los trabajadores.

La profesionalidad al servicio de los ciudadanos

Nuestro despacho ofrece la solución a múltiples situaciones que se pueden presentar en la vida de las personas, desde un divorcio hasta un despido disciplinario. Desde el conocimiento y la formación más rigurosa, el equipo humano con el que cuenta asesorará a los interesados manteniendo su máxima: debe abordarse cada problema en su conjunto para tratar de buscar una solución a un problema, el objetivo no es ganar juicios sin más.

No comments yet.

Leave a Comment

reset all fields