Saltear al contenido principal
963 95 57 92 info@sanchezguardiola.es

Problemas con la nueva ley hipotecaria

Los cambios en la legislación hipotecaria de España apuntan a encarecer los gastos en créditos a pesar de que los clientes solo debían hacerse cargo de los gastos de tasación. Esta noticia surge a escasos meses de la aplicación de esta ley con la que las hipotecas procederán a aumentar sus costos.

Y no estamos citando a cualquier persona que tuvo la osadía hablar sobre el tema, estas son palabras que se desprenden de las afirmaciones de representantes del Banco de España. El cambio en este tema no solo incrementara los costos para los clientes con el fin de ayudar de alguna forma a los bancos, sino que además las comisiones e intereses sobre los préstamos también aumentarán si de alguna forma son propios de la modalidad hipotecaria.

Los retrasos en deudas impagadas apuntan a sufrir el mismo tratamiento, sin importar que el préstamo sea a un particular o a prestamistas, siendo estos últimos los más afectados por el endurecimiento de las condiciones crediticias.Se vislumbra el final de las aprobaciones a créditos al aplicarse la nueva norma.

¿Qué opción tienen los clientes?

En resumidas cuentas, simplificar y reducir sus deudas a la brevedad. Aquellos créditos que aún se mantengan y presenten retrasos, como ya mencionamos; serán unos de los más afectados, mientras que  se verán nuevas medidas para la recuperación rápida de los préstamos vigentes luego de la aplicación de la nueva ley.

Sin embargo, la regulación sobre las condiciones hipotecarias y de financiación puede cambiar luego de un tiempo al aplicarse medidas que ayuden a recortar gastos. ¿Es posible que esto ocurra?

Si. Podemos esperar esto ya que los bancos han recibido la responsabilidad de cubrir la mayor parte de los gastos en procesos hipotecarios y crediticios. Al encontrarse una forma de reducir estos costos, es lógico pensar que se vea un desahogo en este campo.

Volver arriba