Saltear al contenido principal
963 95 57 92 info@sanchezguardiola.es
¿Es Posible Cancelar La Herencia A Uno De Los Hijos?

¿Es posible cancelar la herencia a uno de los hijos?

Aunque el cine hollywoodiense y muchas novelas nos hagan pensar que las herencias de los familiares directos pueden cancelarse con la simple voluntad del poseedor, lo cierto es que esto solo ocurre en países anglosajones y en Los Estados Unidos, siendo en España la situación muy diferente.

La voluntad de desheredar a un hijo suele ser consecuencia de una situación familiar límite y, como tal, se da en muy raras excepciones. Pero cada familia es un mundo y, por tanto, este hecho puede ocurrir. En España, en cualquier caso, una herencia se divide en partes que deben ser respetadas acorde a la ley. Una de estas partes es el derecho a legítima, donde se presume que las relaciones familiares están basadas en vínculos y solidaridad.

En este contexto, si unos padres quieren desheredar a alguno de sus hijos, tendrán que demostrar claramente que éste ha incurrido en acciones muy negativas, no basta con la simple voluntad. En este artículo puedes descubrir en qué casos está permitido quitar la herencia a los hijos.

 

Cuáles son las causas que permiten desheredar a un hijo

Es cierto que si se tienen varios hijos la herencia se puede repartir de forma desigual, pero para desheredar por completo a un descendiente directo se deben haber cumplido alguno de los siguientes requisitos:

  • Haber sido condenado en juicio por haber atentado contra la vida del testador, de su cónyuge, descendientes o ascendientes.
  • Haber acusado al testador de un delito y que esta acusación fuera falsa.
  • Haber obligado al testador, con amenaza, fraude o violencia, a hacer testamento o cambiarlo.
  • Haber impedido al testador, con amenaza, fraude o violencia, que hiciera testamento o revocara el que tuviera hecho, o suplantar, ocultar o alterar otro testamento posterior.
  • Haber negado el alimento, sin motivo, al hijo, al cónyuge o al padre.
  • Haber maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra al testador.
  • Haber incumplido los deberes conyugales, grave o reiteradamente.
Volver arriba