Saltear al contenido principal
963 95 57 92 info@sanchezguardiola.es
¿Crees Que Eres Víctima De Negligencia Médica?

¿Crees que eres víctima de negligencia médica?

Si bien el error de un profesional de la medicina, o mala praxis, es una situación real y completamente posible, es común que muchos acusen de ésta a cualquier situación problemática como resultado de ser atendido en un hospital o clínica.

Y es bueno que se demuestre que la mala atención o la negligencia médica existe y se luche contra ella. Pero debemos aclarar algo: no todos los problemas que surjan al ser atendidos son necesariamente negligencia médica.

Como bien señalamos, la negligencia médica consiste en la mala atención de un profesional de la medicina, bien sea por ignorar al paciente al tener claro su situación, omitir algún paso del tratamiento de manera imprudente o cometer un error que es claramente sancionable en su profesión. En resumen, falta de atención, omisión o errores de juicio.

¿Qué debo hacer?

En primer lugar, no te desesperes. Mantener la calma es crucial en este punto para determinar si de verdad eres una víctima de mala praxis. Nadie que valore su profesión encubrirá esta situación pues, tanto en diagnóstico, tratamiento, exploración y pronostico se puede cometer esta falta que llevara a acciones legales contra los implicados y quienes le apoyen o encubran hasta ser encontrada la verdad.

Además, tienes que estar plenamente consciente de todos los hechos. En ocasiones estos profesionales toman decisiones en base a lo que sus conocimientos le indican. Pero, si por alguna casualidad omitiste información vital para tu atención, es lógico que haya complicaciones.

Y no todas las complicaciones son necesariamente negligencia médica. Daños, lesiones y otras formas de secuelas producto de la mala atención son fáciles de demostrar como acción medica negligente. Lo mismo aplica para el abandono de material quirúrgico luego de una operación, infecciones hospitalarias o accidentes por no recibir la atención requerida, también entran en este renglón.

Pero si todo se trata de un capricho, toma de decisiones por impulso, omisión de las recomendaciones del personal médico, o simple disgusto por el trato recibido contra el trato esperado, esto NO es negligencia. Los errores de diagnóstico por sintomatología similar tampoco cuentan como negligencia.

Sin embargo, de presentar su caso, un perito se encargará de evaluar esto y determinará si se trataba de negligencia, algo inevitable u otra situación. Sin importar el resultado, nuestros abogados estarán dispuesto y en capacidades de explicarle las razones de la decisión o el método para proceder si piensa que es víctima de este inconveniente.

Volver arriba